Seguidores

14 de diciembre de 2014

Dentro de ti.

¿Cuántos príncipes azules deberás de besar 
para que no te salgan rana? 
¿Cuántos limones enteros deberás masticar 
para hallar tu media naranja? 
No habrá cenicienta que te saque a bailar 
sin que te pise los pies con zapatos de cristal 
y, total... ¿para qué? 

Olvida todo lo que has escuchado hasta la fecha, 
sé que es complicado pero por algo se empieza, 
que nadie diga que no sirves ni haces nada a derechas, 
sabes que vales tenlo en mente siempre entre ceja y ceja. 
Deja tus complejos lejos y tus defectos a un lado, 
la piel solamente es corteza, 
solamente es la reja que mantiene a ese "patito" enjaulado, 
alejado de lo que la imagen del espejo refleja. 
Abre la verja, sal y vuela tu entereza interior, 
no hay diferencia entre una chica del montón o cañón,
tan sólo un canon de belleza, 
pobre de aquel corazón que busque pareja en la apariencia exterior.
No quiero quejas sólo quiero signos de aceptación, 
dignos de admiración, los mismos que dan fortaleza; 
¿Mecanismos de defensa? Eleva el mentón 
pues con la cabeza bien alta nadie pasará vergüenza. 
Libera tu esencia fuera, 
que si no te conocen es normal que no te prefieran, 
que no te quieran; perdón... que no te quieras mejor 
y es que si no te aprecias como van a darte su amor. 
Por favor valórate en cualquier aspecto, 
deja de ir dando tumbos y sigue el camino recto, 
aunque seas un "Don Nadie" y el objeto de insultos 
nadie gusta a todo el mundo porque nadie es perfecto. 

Valórate, mira dentro de ti, 
lo que quieres tu no es lo que esperan de ti, 
el ideal es verte sonreír, 
lo importante es ser quien eres a tu vida te lo mereces. 
A lo lejos tu esencia velará por ti 
a tu encuentro acudirá, si 
la autoestima te invadirá 
y volverás a ser tu... 

¿Quieres parecerte a las chicas de la tele? 
Yo a los héroes de los libros y ser libre, 
Valora lo que tienes sin buscar similitudes, 
que hasta las mejores actrices tienen mala cara un lunes. 
Muéstrate tal como eres, no sé, a veces los vicios dicen más que las virtudes 
y a mí, me dicen más las cicatrices que las pieles, 
mujeres que hablen sin pelos en la lengua a con labios de carmín. 
No quieras ser un maniquí de buen ver y mal oír, 
que tendrá mucho que ofrecer pero nada que decir. 
Una sonrisa Profident y dientes perla-marfil, 
con gracia al caminar pero sin saber hacer reír, en fin... 
Lo más difícil es ver tu habilidad, 
que aunque no seas Rafael Fernández, eres capaz, 
escapa del iris con el que te ven los demás, 
su opinión no debe convertirse en tu realidad. 
Guarda el traje del domingo, el maquillaje de los viernes, 
y sal a comerte el mundo, ¿¡Se entiende!? 
Que somos otra gente, corriente, 
llámanos "resultones", los perdedores que se enamoran de las emociones. 
Olvida lo vivido y recuerda lo viviente, 
diferente del orgullo del amor propio herido. 
El pasado ya ha huido y lo esperado está ausente, 
pero el presente es tuyo, proverbio chino.


No hay comentarios:

Publicar un comentario